-->

martes, 31 de marzo de 2015

El Benjamín B brilla en el Torneo de Móstoles


A continuación repasaremos el inolvidable viaje del Benjamín B en tierras mostoleñas para disputar el Torneo Internacional Estrella de Móstoles.

Día 1: El viernes a las 12:30 horas estaba citada toda la expedición que partiría a Móstoles. Padres, madres, niños y niñas estaban más que ilusionados por ver la oportunidad casi inigualable que se le presentaba de enfrentarse a equipos de primera talla mundial. Todos los integrantes de la plantilla se equipó con las sudaderas cedidas por el Ayuntamiento para dicho evento. Entre despedidas, fotos y preparativos antes de partir, el autobús echó a rodar a las 13:00 horas. Por delante un viaje de unas sietes horas que se hizo un poco largo pero bastante llevadero gracias al buen ambiente que se respiraba dentro del vehículo. Finalmente, llegamos al hotel Las Provincias de Fuenlabrada a unos 15 minutos de Móstoles. No hubo tiempo para mucho más que soltar las maletas, cenar y dormir. Era el sábado el gran día para todos nosotros.

Día 2: Sonaba el despertador a las 7:00 horas. Mucho sueño en todos nosotros pero no pasaba nada, ¡jugábamos contra el Real Madrid!. En el desayuno, los padres y madres enloquecían y envidiaban sanamente la oportunidad que tenían sus niños al jugar contra el equipo blanco, ‘'cuando nosotros jugábamos no había estos torneos’’ decían. Ahora sí, todos desayunados, maletas y banderas preparadas, nos dirigíamos al estadio El Soto de Móstoles.

Una vez allí, los padres nos regalaron un emotivo pasillo por donde nuestros jugadores pasaron. Llegamos a las 8:30 horas y alrededor nuestra,  jugadores del Atlético de Madrid, Rayo Vallecano, Selección de Brasil, Oporto etc. Colocados en fila, fuimos saliendo al terreno de juego por donde iban desfilando cada uno de los equipos participantes. Salimos al campo y en  la grada todos los padres, madres, hermanos, hermanas e incluso primos. ¡Qué manera de animar!. 

Tras este acto de inauguración, nos dirigimos al vestuario, donde tuvimos que compartirlo con los alevines del Getafe. Una vez cambiados, nos fuimos a calentar. Antes de terminar el calentamiento, nos hicimos una foto con los benjamines del Real Madrid CF.

Sonaban las señales horarias de las 10 de la mañana y nuestros jugadores se aglutinaron, junto con los jugadores del Real Madrid, en el centro del campo para realizar el correspondiente saludo de Fair Play.

Se ponía el balón en juego y los jugadores de Valdebebas domaban el balón como si de un Juvenil se tratase. Pero no pasaba nada, nuestros niños estaban jugando con los mejores benjamines de España e incluso del mundo. Uno de los los que se encontraba entre las filas del Real Madrid era uno de los hijos del gran Zidane. Técnica exquisita pero que también tuvo oposición con nuestros jugadores. El equipo lo dio todo, si hay un partido que le gusta jugar a cualquier jugador era este, era impensable que nuestros jugadores no estuvieran motivados. Sin embargo, el Madrid poco a poco fue imponiendo su juego hasta cerrar el partido con un contundente 8-0. No obstante, lo más importante del partido fue el inolvidable recuerdo que nos llevamos todos. No todos tenemos la oportunidad de jugar contra el Real Madrid. A pesar de la derrota, nuestros jugadores ya pensaban en el siguiente partido que era contra el Unión Adarve de Madrid. 

En el segundo partido la cosa cambió bastante. Desde los primeros minutos demostramos como éramos superiores al Adarve. Un tempranero gol de Fernando a pase de Ángel establecía el primer gol del Benjamín B en el torneo. Con ventaja en el marcador, los nuestros siguieron apretando pero no tuvieron fortuna a la hora de convertir. 1-0 fue el resultado al descanso. 
En la segunda parte mantuvimos el buen juego que demostramos en el primer tiempo pero tras el gol del Adarve hubo unos cinco minutos de inestabilidad para el equipo. Por otro lado, gozamos de dos mano a mano de Fernando ante el portero rival que no pudo materializar. En definitiva, reparto de puntos al empatar 1-1.

El tercer y último partido de la fase de grupos lo disputamos ante el Inter Cups de Méjico. De nuevo, demostramos nuestra superioridad con respecto al equipo mejicano. A pesar de ello, empezamos por detrás del marcador. El Benjamín B supo reponerse de este pequeño traspiés y poco a poco fue engrasando la maquinaria. El gol del empate lo consiguió Ángel tras aprovechar un gran centro desde la banda derecha. Antes del descanso, logramos la remontada gracias al tanto de Fernando. El resultado al término de la primera mitad fue un 2-1 que no reflejaba la diferencia de ambos conjuntos.

En la segunda parte, con el resultado a favor, estuvimos contundentes en la zona defensiva. También pudimos ampliar la diferencia debido a los desajustes en el equipo rival que le permitía al equipo gozar de ocasiones de gol. Finalmente, victoria por 2-1 con el que se lograba el pase a la fase final. 


Por la tarde, al no tener que disputar ningún partido, nos dirigimos al estadio Santiago Bernabéu. Hicimos el típico Tour que te permite visitar uno de los mejores estadios de todo el mundo. Recorrimos la sala de trofeos, la zona vip, los vestuarios, la zona de prensa etc. Otra magnífica experiencia que pasamos todos juntos. Una tarde en la cual desde los mas pequeños hasta los más grandes nos lo pasamos de lujo.

Tras el viaje a la capital de España, llegamos al hotel tras un viaje en el autobús en el que el tema que más predominaba era la incógnita de saber contra quién nos enfrentábamos al día siguiente en la fase final. Entre los posibles candidatos, la gente soñaba con que nos tocase el gigante portugués, el FC Oporto. En la cena seguía sin saberse el rival, por lo que tocaba esperar durante la noche. Ya, a las 1 de la madrugada saltaba la noticia, era el Oporto el próximo rival. Con esta noticia, ya podíamos irnos a dormir soñando otro día perfecto.

Día 3: El domingo, la hora del desayuno se retrasó. Los que la noche antes se durmieron antes de tiempo, durante el desayuno conocieron cual era el rival al que nos enfrentábamos a las 11:15 horas. Una vez terminados de desayunar, todos nos dispusimos a subir a nuestras habitaciones para recoger nuestras pertenencias y depositarlas en el autobús para aligerar la salida del viaje de vuelta. 

Cuando llegamos el estadio, estaban en juego los partidos de cuartos de final. Nos fuimos al vestuario y nos enfundamos la segunda equipación. Salimos a calentar para prepararnos para enfrentarnos a los portugueses. Cuando el reloj indicó las 11:15 horas, el balón comenzó a rodar. Un gol a los 30 segundos puso muy cuesta arriba el partido para los nuestros. El equipo, siguiendo la misma tónica que los partidos anteriores, dio el máximo posible. Sin embargo, el Oporto minuto a minuto fue imponiendo su juego hasta cerrar el partido 5-0. Con este resultado, se acabó el partido y el torneo para nosotros. Esto no era motivo de frustración puesto que ya el hecho de estar allí fue un auténtico premio.

Tanto los principales organizadores responsables de la asistencia al torneo, Guille y Charly, como los padres y madres, se dieron la enhorabuena recíprocamente ya que era un éxito mútuo el disputar este torneo de auténtico nivel internacional corriendo ellos única y exclusivamente con los gastos de hospedaje y participación en dicho evento.

Desde aquí, un GRACIAS con mayúsculas a todos los padres y madres por poder brindarle esta ocasión a los niños a pesar de las múltiples adversidades que se presentaron hasta la fecha.

Por delante quedaba un viaje de vuelta que partió hacia Alhaurín de la Torre a las 16:00 horas. Tras algo más de 6 horas, la expedición llegó a la misma zona desde donde se inició el viaje sin ningún percance, por lo que se puede calificar la experiencia como un auténtico logro.





0 comentarios:

Publicar un comentario

ALHAURIN DE LA TORRE

PATROCINADORES

  •