-->

REGLAMENTO DEL CLUB



RÉGIMEN INTERNO

- Desde el momento de ingreso a las instalaciones de la escuela y hasta la salida no estará permitido el uso de anillos, pendientes, piercings, cadenas y demás objetos para evitar riesgos con uno mismo y los compañeros/as.

- Como miembros de la escuela no está permitida la posesión y/o el consumo de sustancias incompatibles con el deporte como tabaco, alcohol y cualquier otra droga. El incumplimiento de esta norma puede suponer la expulsión de la escuela.

- Cualquier ausencia que vaya a suceder por motivos personales (médico, compromisos familiares, etc.) una vez convocado un acto, entrenamiento o partido deberá ser justificada por escrito por alguno de los padres acompañada de teléfono de contacto.  

- Si se acumulan más de tres cuotas impagadas consecutivas, el club tendrá la potestad de dar de baja al jugador.

- La desaparición o deterioro deliberado del material de la escuela o de las pertenencias de los compañeros/as deberá ser subsanada por el/la causante o por el grupo si no apareciera el/la responsable, pudiendo ser motivo de expulsión. En ningún caso el club será responsable de objetos perdidos dentro de las instalaciones municipales.

- Cualquier incidencia o problema que un alumno de la escuela tenga y le afecte en su participación debe ser comentado a sus entrenadores.

- En ningún caso se reembolsará parte o totalidad de la cuota de inscripción. Para hacer efectiva la baja de un alumno/a se requerirá la firma expresa del tutor/a de forma presencial en la oficinas del club.


CÓDIGO DE CONDUCTA


Consideramos imprescindible convenir unas normas de conducta que contribuyan a que todos apuntemos en la misma dirección desde nuestras respectivas posiciones, con la finalidad de conseguir esa formación positiva e integral que todos deseamos. En concreto, estimamos necesario observar las siguientes normas:
- La cuota económica que pagan los padres les da derecho a que sus hijos utilicen las instalaciones de la escuela en su horario asignado, a disponer del vestuario entregado, a que sus hijos tengan medios de desplazamiento en las salidas y a que sean entrenados por técnicos capacitados para la enseñanza del fútbol.
- En ningún caso, el pago de dicha cuota permite interferir en las decisiones de los técnicos, quienes serán, junto a la dirección deportiva, los únicos habilitados para decidir el tipo de entrenamiento, el sistema de juego, las convocatorias, las alineaciones, los cambios, la conducta y la participación de cada jugador en los partidos.
- No está permitido criticar a los jugadores y/o entrenadores, ya sea de su propio equipo o del equipo contrario. Sólo se aceptan comentarios positivos. Si un padre o madre de familia tiene algún problema con el entrenador de su hijo/a deberá resolverlo, no en el campo de juego o en el mismo día, sino de una manera calmada y en forma privada a través de la dirección deportiva, solicitando en las oficinas de la escuela una cita con los reponsables para expresar sus quejas, opiniones y sugerencias.
- El público no puede agredir verbalmente y, mucho menos, físicamente, al árbitro. Además del lamentable y perjudicial ejemplo que estas conductas tienen sobre los niños, debemos tener en cuenta que cada año se pierden muchos árbitros debido al mal trato y al abuso que ellos reciben por parte de los aficcionados durante la temporada. Los problemas con el arbitraje los gestionará la dirección deportiva.
- Definición de "ganador": "Ganadores" son la personas que hacen el mayor esfuerzo posible, continúan aprendiendo y mejorando, y que no dejan que los errores, o el temor a comenter errores los detengan a la hora de superarse.


FILOSOFÍA DEL CLUB

El objetivo del Club Deportivo Lauro es el de promover un ambiente recreativo y deportivo en el sentido más amplio de la palabra para chicos y chicas en etapa de aprendizaje. Buscamos desarrollar jugadores de fútbol, no sólo en términos futbolísticos sino también en términos de valores positivos como el esfuerzo, la solidaridad, el compromiso, el trabajo en equipo, el juego limpio, la autoestima y la confianza en sí mismos. Los jugadores deben aprender a esforzarse en una forma competitiva, demostrando decoro y buen comportamiento en el juego, independientemente del resultado del partido.


Por lo tanto, asumimos nuestra parte de responsabilidad en la importantísima labor pedagógica que supone la formación integral de los niños y jóvenes y que va más allá de la simple práctica de un deporte, ya que están en juego las imágenes, conductas y valores con que los niños y jóvenes tienden a identificarse.


Precisamente por ello, nos sentimos obligados a velar por el cuidado atento de estos aspectos aunque somos conscientes que no será posible conseguirlo sin la participación y colaboración activa de los principales protagonistas en la educación de un niño: sus padres y madres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ALHAURIN DE LA TORRE

PATROCINADORES

  •